Bomberg es una marca que elige a los mejores artistas de todo el mundo para que le ayuden a dar vida a su visión, ya sea a la esfera de un reloj o a una pieza de joyería.
Cory Brinsdon vive en Australia, nació en Nueva Zelanda y es de allí de donde saca gran parte de su inspiración.
El pueblo indígena maorí de Nueva Zelanda es conocido por sus excepcionales habilidades artísticas, como el tatuaje y la talla en hueso y madera. Este oficio inspiró a Cory y le inculcó el respeto por el arte casi perdido de la joyería artesanal.
Por eso sus joyas se hacen únicamente a mano, lo que le permite añadir significado y personalidad a cada pieza que fabrica.

"He tenido mucha suerte de trabajar con el equipo de Bomberg, que nos ha dado libertad para ser creativos en nuestros diseños".

Cory Brinsdon